0

Tu carrito está vacío

Por qué el ácido fólico es crucial durante el embarazo

enero 31, 2024 4 lectura mínima

Why Folic Acid is crucial during pregnancy

La emoción de esperar un pequeño, la alegría de sentir las pataditas y la ilusión de tener a tu bebé en brazos por primera vez: el embarazo es uno de los momentos más emocionantes que podemos experimentar en la vida. 

En medio de toda esta emoción, hay mucho que tener en cuenta. Llevar una dieta equilibrada para obtener todas las vitaminas y minerales importantes para ti y para el desarrollo de tu bebé puede ser un gran reto. 

El ácido fólico es una vitamina especialmente importante para ti ahora. 

Pero ¿por qué es tan importante para el embarazo?

¿Y cómo puedes asegurarte de ingerirlo lo suficiente en el camino hacia la maternidad?

Aquí puedes averiguar lo importante que es para tu salud y la de tu bebé.


¿Qué es el ácido fólico?

Antes de examinar la importancia del ácido fólico, entendamos primero qué es realmente. 

El ácido fólico, también conocido como vitamina B9, es una vitamina hidrosoluble que desempeña un papel crucial en la división celular y la formación del ADN. Puede parecer ciencia compleja, pero su importancia se hace aún más evidente cuando estás embarazada.


Las mujeres en edad fértil deben tomar al menos 400 mcg de ácido fólico cada día para garantizar un embarazo sano. Toma ácido fólico a diario durante varios meses antes de intentar quedarte embarazada.


¿Por qué es importante el ácido fólico para las mujeres embarazadas?

El ácido fólico es muy importante para prevenir los defectos del tubo neural en los bebés en desarrollo. Estos defectos pueden afectar al cerebro y la columna vertebral y causar graves problemas de salud. Al tomar suficiente ácido fólico, estás creando esencialmente un escudo protector alrededor del delicado desarrollo neural del bebé.

Los defectos del tubo neural se producen en las primeras semanas de embarazo, incluso antes de que te des cuenta de que estás embarazada. Por esta razón, tomar ácido fólico antes de empezar a intentar quedarte embarazada es esencial para garantizar la salud del bebé.

 

¿Cómo protege el ácido fólico a tu bebé?

El ácido fólico, o folacina, desempeña un papel crucial en la prevención de los defectos del tubo neural, por lo que es una piedra angular de la atención prenatal. El tubo neural, que más tarde se convertirá en la columna vertebral y el cerebro, se forma en las primeras semanas del embarazo, a menudo antes de que una se dé cuenta de que está esperando un bebé. Por tanto, iniciar la suplementación con ácido fólico incluso antes de la concepción es esencial para garantizar el bienestar del bebé.

Los defectos del tubo neural, como la espina bífida y la anencefalia, pueden afectar significativamente a la vida del bebé. La espina bífida se produce cuando el tubo neural no se cierra completamente, lo que provoca un desarrollo incompleto de la médula espinal. Por otra parte, la anencefalia afecta al cerebro del bebé, dando lugar al nacimiento de un niño con un cerebro poco desarrollado y un cráneo incompleto. Por desgracia, los niños que nacen con anencefalia suelen nacer muertos o sobrevivir sólo unos días.

La analogía del ácido fólico como guardián es cierta, especialmente durante el primer mes de embarazo. En este periodo crítico, a menudo antes de que la mujer sea consciente de su embarazo, es cuando el ácido fólico contribuye activamente a la formación del tubo neural. Cuando se confirma el embarazo, este héroe anónimo ya ha sentado las bases de una estructura neural robusta, disminuyendo significativamente el riesgo de deformidades.

Aunque no sea posible prevenir todos los defectos del tubo neural, la ingesta de ácido fólico reduce sustancialmente la probabilidad de que el bebé desarrolle estas afecciones. Piensa en el ácido fólico como una medida proactiva, un escudo que te capacita para contribuir al desarrollo sano de la columna vertebral y el cerebro de tu bebé. Al embarcarte en el viaje de la maternidad, considera el ácido fólico tu aliado, asegurando una base sólida para el futuro bienestar de tu bebé.


¿Cómo garantizar una ingesta suficiente de ácido fólico para tener un embarazo sano?

Cuando te preparas para concebir, es crucial tomar medidas proactivas para tener un embarazo sano. Empieza por concertar una cita con tu médico para explorar las opciones de vitaminas prenatales y ácido fólico. Aunque las vitaminas orales proporcionan una parte sustancial de tu ácido fólico, incorporar alimentos ricos en folato a tu dieta es igualmente importante. Incluye alimentos ricos en nutrientes como espinacas, verduras de hoja verde, judías, frutos secos, cereales integrales, pollo o pavo y naranjas para aumentar tu ingesta de ácido fólico.

Aunque una dieta equilibrada puede ayudar a satisfacer tus necesidades de ácido fólico, se recomienda tomar suplementos adicionales. 

Sabiendo lo difícil que es satisfacer las necesidades nutricionales durante el embarazo, presentamos nuestro nuevo Complejo de ácido fólico, una potente mezcla de B12 metilada, D3 vegana, zinc, hierro, yodo y cobre. Esta solución integral se ha diseñado específicamente para satisfacer las necesidades únicas de las futuras mamás, garantizando que tanto tú como tu bebé obtengáis todos los nutrientes esenciales para disfrutar de un embarazo sano.

Tu viaje hacia un embarazo feliz y sano

Al embarcarte en este increíble viaje de la maternidad, recuerda que no estás sola. Con la nutrición y los cuidados adecuados, puedes sentar las bases de un embarazo sano y feliz. Da el primer paso incorporando el ácido fólico a tu rutina. 

Tu pequeño te lo agradecerá. Brindo por un viaje hacia la maternidad lleno de alegría, buena salud y la promesa de un futuro brillante. ¡Disfruta de esta experiencia inolvidable!